Páginas

Historia, tipos y usos del Vendaje


Antes de contaros la historia del Vendaje Neuromuscular, que seguramente muchos ya conoceréis, me gustaría establecer su relación con los vendajes y las vendas a lo largo de la historia, y es que esta técnica está presente desde hace miles de años y han ido evolucionando en sus aplicaciones practicas junto con los avances en medicina.

Ya desde la antigüedad podemos encontrar constancia de su utilización. Quizás el ejemplo más claro del uso de las vendas sean las momias egipcias (utilizando bandas de lino) que han llegado en buen estado hasta la actualidad, aunque su utilización tendría un mayor significado mágico-religioso que puramente médico.

historia vendaje neuromuscular kinesio tape
Vendaje Egipcio



No obstante, las heridas, esguinces, luxaciones, fracturas, en entre otras afecciones, han estado presentes en toda la historia de la humanidad; es difícil encontrar persona alguna que en la vida nunca haya tenido algún tipo de dolor por causa de una lesión o enfermedad. De ahí surge la necesidad de dar solución a estas afecciones, que en muchos casos limitan los movimientos por causa de la inflamación y el dolor. Surge por lo tanto la técnica del vendaje que es tan antigua como la humanidad. Es por eso que desde los griegos, egipcios, romanos, mayas, aztecas e incas podemos ver diversas técnicas de inmovilización utilizados con el fin de manejar heridas traumáticas, úlceras venosas, dolor e inflamación . Hipócrates, dentro de sus aportaciones, menciona el tratamiento con vendajes para articulaciones, fracturas, heridas de cabeza, heridas en general, hemorroides, así como también fistulas. En Babilonia, un cirujano llamado Arad-Manai las utilizaba también para cubrir las heridas y así evitar posibles infecciones (aunque no creo que fuesen muy asépticas por entonces).  Un último ejemplo de la utilización del vendaje, aunque no sea terapéutica, la podemos encontrar en los pies vendados de las chinas y que ha durado casi hasta nuestros días (creo que ya no se hace).



Tipos de vendas y vendajes:

Podemos encontrar en el mercado diversos tipos de vendas cuyo uso dependerá de la lesión, el objetivo y la actividad que se está realizando o que se vaya a realizar; generalmente se distinguen dos tipos, elásticas y rígidas, que se pueden combinar según el tipo de lesión que tengamos que tratar.

Entonces en función de las vendas que usemos, los vendajes aplicados pueden ser de tres tipos:

historia vendaje neuromuscular kinesio tape rigido
Vendaje Elástico


  • Elásticos: son usados en músculos grandes, adaptándose al contorno del cuerpo, permitiendo la expansión normal del tejido y una mejor movilidad en todos sus rangos.


  • Rígidos: no tienen elasticidad; son usados para dar apoyo a estructuras fijas o móviles tales como ligamentos articulaciones o cápsula articular; su aplicación requiere una técnica precisa por la dificultad de la venda para adaptarse al contorno del cuerpo y el nivel de sujeción que queramos conseguir.
Vendaje Rígido


  • Mixtos: combinan vendas elásticas y no elásticas.










Usos del vendaje

Entonces ¿Que usos puede tener un Vendaje? Pues los siguientes:


  • Sostén articular: Se realiza con esparadrapo para "taping": tiene la función de proteger las articulaciones y sus estructuras (capsular y ligamentosa) frente a agresiones mecánicas externas como luxaciones.

  • Descarga funcional: realizada con vendas extensibles en diferentes planos; tiene su aplicación en las estructuras músculo-tendinosas y tiene la función de amortiguar las fuerzas que actúan sobre el músculo. La técnica utiliza anclajes musculares para reducir la contracción muscular y anclajes tendinosos que relajan la estructura tendinosa.

  • Estabilización articular: combinación de vendas extensibles y rígidas, su cometido es reforzar la función de sujeción de los ligamentos debilitados o vulnerables al estrés de la carga física.

  • Compresión muscular y/o articular: realizada con vendas elásticas; tiene la función de ejercer una presión que se evita, en términos físicos, la formación de edemas articulares o hematomas musculares.

  • Soporte Psicológico: el atleta una vez se siente seguro por el vendaje recupera con mayor velocidad un mejor rendimiento deportivo.

  • Antálgica-antiflogística: se encuentra relacionada con el descanso funcional producido por el vendaje de la lesión. 

Como habréis podido comprobar, son muchos los usos del vendaje común , sin embargo veremos mas adelante que la aplicación del vendaje neuromuscular difiere mucho y supone un gran avance dentro del campo de la cinética corporal, constituyendo una autentica innovación dentro de la medicina deportiva.