Páginas

Anatomía del sistema neuromuscular I




sistema neuromuscularComo ya comente al inicio del blog, el vendaje neuromuscular hace referencia a un tipo de vendaje que por sus características afecta al sistema nervioso y al sistema muscular, lo que se puede conocer como sistema neuromuscular o neuromotor. Este articulo y otro que le seguirá la idea es conocer ambos sistemas y como se estructuran para luego poder explicar mejor como funcionan estos vendajes sobre el cuerpo. 

En primer lugar debemos tener en cuenta que el cuerpo humano se organiza de forma jerárquica: células, tejidos, órganos, aparatos y sistemas. por lo que podemos ver que sos sistemas y aparatos se componen de distintos tipos de tejidos:
  • Tejido epitelial: forma la piel (epidermis y dermis), las membranas mucosas y serosas y las glándulas (exocrinas y endocrinas).
  • Tejido conectivo: forma el cartílago y el hueso.
  • Tejido muscular: es contráctil. Puede ser: estriado (contracción voluntaria), liso (contracción involuntaria) y cardíaco (excepción de músculo estriado cuya contracción es rítmica e involuntaria).
  • Tejido nervioso: tiene propiedades de excitabilidad y conductividad. La unidad funcional es la neurona que consta de un cuerpo celular, axón y dendritas.


El sistema muscular


El tipo de músculo implicado en la motricidad voluntaria, es decir aquel que produce un movimiento consciente, es el músculo esquelético, también llamado musculo estriado.

Estructura del músculo esquelético.


En el músculo estriado se observan dos componentes principales: por una parte, un componente no contráctil de tejido conjuntivo, que está formado por los tendones, vainas, etc.; y por otra, un componente muscular o contráctil que son las miofibrillas. Así, las células musculares están agrupadas en haces de fibras musculares que confluyen en sus extremos formando un tendón que se inserta en el hueso. Las fibras musculares están recubiertas por distintas vainas fibrosas: epimisio, perimisio y endomisio (vistas de fuera a dentro). El epimisio recubre todo el músculo, los haces o fascículos de células musculares están recubiertas por el perimisio y cada una de las células musculares está recubierta por el endomisio.





sistema neuromuscular

Mecanismo de contracción muscular.


La unidad funcional del músculo estriado es la miofibrilla, que está compuesta por filamentos contráctiles formados por proteínas de actina y miosina. A su vez, el sarcómero es la unidad funcional y estructural de la miofibrilla.

La contracción muscular es la función principal del músculo. Durante la contracción, el sarcómero reduce su longitud sin reducir la longitud de los miofilamentos. Esto es debido al deslizamiento de los filamentos delgados de actina entre los filamentos gruesos de miosina.

Cuando el músculo realiza una contracción máxima los filamentos delgados pueden incluso  solaparse entre ellos. La capacidad de deslizamiento de los filamentos sugiere que las uniones de actina y miosina (puentes cruzados) pueden formarse y romperse muy rápidamente. En una contracción muscular se producen y se rompen muchos puentes cruzados. Para que estos deslizamientos puedan producirse las miofibrillas necesitan consumir energía que proviene del ATP (adenosín trifosfato).

Para que se dé una contracción muscular han de coincidir de forma coordinada tres fenómenos: uno mecánico, otro eléctrico y otro químico

Las propiedades de la fibra muscular son:
  • Excitabilidad: capacidad de reacción ante los estímulos externos.
  • Conductibilidad: facultad para transmitir al protoplasma los estímulos recibidos.
  • Elasticidad: capacidad de la fibra para recuperar su forma primitiva.
  • Contractibilidad: capacidad para sufrir cambios internos de tensión.


Tipos de fibras

          Todos los músculos están constituidos por los mismos elementos y el mecanismo de contracción es el mismo para todos. A pesar de ello, las fibras musculares muestran diferentes características bioquímicas y funcionales, por lo que podemos distinguir entre
  • Fibras lentas, ST, rojas, tipo I. Son de contracción lenta, tienen menor fuerza pero más resistencia. Obtienen la energía por vías oxidativas. Se caracterizan por proveerse del oxígeno y desarrollar una contracción de gran resistencia y escasa fuerza. Los músculos dotados con un gran tanto por ciento de fibras rojas manifiestan gran capacidad de fuerza-resistencia.
  • Fibras rápidas, FT, blancas, tipo II a. Son más rápidas y más fuertes, pero se fatigan pronto. Se caracterizan por utilizar la energía almacenada en el músculo por vía anaeróbica (vía oxidativa y glucolítica) y desarrollan una contracción de gran velocidad pero que puede mantenerse poco tiempo. Los músculos dotados de un gran tanto por ciento de fibras blancas manifiestan gran capacidad de fuerza explosiva y fuerza velocidad.
  • Un tipo intermedio, tipo II b. Presenta características intermedias respecto a los dos tipos anteriores.
         La proporción de las fibras no es la misma en todos los músculos. Así, los sujetos sometidos a esfuerzos de resistencia tienen predominio de las fibras ST, mientras que los atletas que participan en pruebas de potencia o velocidad tienen un predominio de las FT; aunque no podemos olvidar que esta proporción de fibras está determinada genéticamente.